martes, 26 de mayo de 2015

Vestigios Totalitarios en La Costa.



El Dr. Juan Manuel Molina, asesor legal del bloque de ediles oficialistas presentó esta mañana en conferencia de prensa, pruebas que ligarían a un miembro del equipo técnico en seguridad del pre candidato a intendente y actual concejal del Frente Renovador, Marcos García con la defensa de conocidos delincuentes del distrito.
En este marco, los concejales del bloque Frente Para La Victoria apuntaron públicamente al Dr. Javier Aversa, quien habría asumido como abogado defensor de malvivientes vinculados a los allanamientos de los últimos días, los cuales fueron liberados luego del pedido de jury de enjuiciamiento hacia el juez de Dolores, Gastón Giles por parte del Intendente Juan Pablo de Jesús.


Molina expresó: “es el mismo abogado que nos da clases sobre seguridad, que nos viene a plantear desde el arco opositor cual es el programa de seguridad, que queda claro que es darle garantías a los que cometen ilícitos”.
Molina puntualizó en la situación de Aversa, “el cual promueve marchas por la seguridad, y que a su vez aparece, junto a García, antes que los fiscales en las casas de las víctimas de delitos, se presentó como abogado defensor de aquellas personas que, tras los resultados de allanamientos y detenciones, cometieron los ilícitos”.
Por último el representante del legislativo local destacó: “La oposición es hipócrita con este accionar. Aversa quiere tener un cargo en este municipio, fue candidato a concejal de García y ahora participa de su equipo técnico de seguridad, pero al mismo tiempo, defiende a los delincuentes”.
La constitución argentina, especifica en su Art. 18.-
“ Ningún habitante de la Nación puede ser penado sin juicio previo fundado en ley anterior al hecho del proceso, ni juzgado por comisiones especiales, o sacado de los jueces designados por la ley antes del hecho de la causa. Nadie puede ser obligado a declarar contra sí mismo; ni arrestado sino en virtud de orden escrita de autoridad competente. Es inviolable la defensa en juicio de la persona y de los derechos. El domicilio es inviolable, como también la correspondencia epistolar y los papeles privados; y una ley determinará en qué casos y con qué justificativos podrá procederse a su allanamiento y ocupación. Quedan abolidos para siempre la pena de muerte por causas políticas, toda especie de tormento y los azotes…….”

 

 El derecho a la defensa en el proceso penal es una garantía indispensable. Para considerarlo justo un juicio requiere de la participación amplia, efectiva y diligente, del defensor.
Todas las acciones y decisiones del defensor deben estar orientadas a la protección de los intereses de su patrocinado, sus derechos y garantías, siempre en procura del resultado que más le favorezca en el marco del respeto a la legalidad.
Las obligaciones éticas que debe presentar un abogado defensor son:
-         Secreto profesional: es obligación del abogado defensor guardar secreto, mantener inviolable las confidencias de su cliente.
-         Representación de excelencia, esto significa que un abogado tiene una obligación profesional y ética de utilizar todos los medios legales disponibles para proteger los derechos y promover los intereses de su cliente.
-         Conflicto de intereses: el abogado defensor debe evitar los conflictos de intereses, el que debe ser resuelto antes de asumir la defensa; caso contrario debe dejar de representar a ese cliente.
-         Lealtad hacia su cliente y los magistrados intervinientes cuidando de no ejercer prácticas dilatorias mediante la interposición de recursos o gestiones manifiestamente improcedentes configurando abuso del derecho.
-         No debe enturbiar o manipular las pruebas, ofrecer pruebas falsas y manejar testigos

Conclusión

Vivir en una República significa respetar la ley y los derechos de todos sus habitantes.
Todos los ciudadanos tienen derecho a un juicio justo en el que se respete su derecho inalienable de defensa.
La supresión de los derechos individuales es propio de las dictaduras o de los regímenes totalitarios.
Los abogados defensores no son sacapresos, la libertad de un imputado sólo se obtiene con el estricto cumplimiento de la ley y en cumplimiento de una orden judicial.
Aunque al Sr. Molina le desagrade, los delincuentes también tienen derecho a una legítima defensa y al estricto cumplimiento de la ley. Si nos dejáramos llevar por sus palabras estaríamos sometidos a una justicia propia de cavernícolas.
Dr. Molina, trate que sus chicanas políticas partidarias tengan alguna relación con la vida en una República. 
La seguridad no se construye avasallando 
garantías individuales.



Fuentes:
-         Constitución Argentina.
-          

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada